Es importante que conozcas los tipos de materiales básicos para el PLV, ya que esto te puede ayudar a entender cuáles son los mejores para tu estrategia de marketing.

En este post vamos a abordar los principales materiales como pueden ser los expositores de metacrilato, los cuales engloban a los de todo tipo de plásticos, los metálicos a los de cualquier material metálico y los de cartón a cartones de todas las calidades con y sin recubrimientos.

Expositores de Cartón

El cartón es el material más económico para realizar todo tipo de expositores en cualquier tamaño. Este material es versátil, barato, ecológico, fácil de transportar y además se adapta a todos los tipos de mercancía.

Es el material estrella para los expositores efímeros, ya que para aquellos que son permanentes se requiere otro tipo de sistema. Estos expositores son los que se encargan de campañas promocionales y temporales.

Debido a esto, este material es el más usual para las exposiciones, debido a que el cartón se puede plegar de tal forma que queda reducido a muy poco espacio, para extenderlo una vez que se ha llegado al lugar en el que se quiera instalar el puesto. Incluso puede recogerse tras una campaña y reutilizarse para otra campaña similar más adelante. Solo es necesario guardarlo en un lugar seco y con un plástico que lo proteja del polvo.

Expositores de Metacrilato

Si el cartón es el rey de los expositores temporales el metacrilato lo es de los permanentes. El metacrilato, así como otros tipos de plásticos, permite crear expositores de todas las formas, colores y tamaños. 

A pesar de ser más pesado y rígido que el cartón, este material también puede desmontarse fácilmente realizándose expositores que podrás quitar y poner. Éstos , además, se adaptan a los diferentes productos, ya que puedes poner, quitar, colocar otros nuevos o poner estantes a diferentes alturas. 

El mantenimiento del metacrilato es muy fácil, se limpia sin problemas y es muy versátil. Sirve para productos de todo tipo, pudiendo reutilizar estos expositores para cualquier otro negocio o producto.

El metacrilato se suele usar de forma combinada con el cartón para abaratar precios, aunque excepcionalmente pueden verse expositores realizados exclusivamente en este material.

Expositores de Metal

A pesar de que los expositores de metal son ahora mismo los menos utilizados, se siguen usando para libros, pero están siendo sustituidos por otros materiales. El principal inconveniente de los expositores de metal es que para ahorrar costes se suele escoger un material de mala calidad que se oxida rápidamente. Esto puede dañar el producto y crea además una pésima imagen de cara al público. Un expositor oxidado y viejo no invita a realizar una compra por muy bonito que sea aquello que muestra.

Sigue habiendo expositores exclusivamente metálicos, pero hoy son de más calidad y se utilizan sobre todo para herramientas y material de bricolaje.

Expositores Combinados

La mayoría del PLV no está realizado en un único material, sino que ofrece combinaciones de diferentes tipos.

El cartón puede combinarse con el metacrilato consiguiendo una mayor estabilidad que si fuera tan solo de cartón y un abaratamiento del precio respecto a lo que costaría si fuera de metacrilato totalmente. Con esta combinación de materiales, el expositor es más ligero, por lo que su transporte es mucho más sencillo y además no pesa tanto una vez que está cargado con el material. 

Las combinaciones de metal y cartón son perfectas para los llamados expositores de perchas, que son los que se utilizan para colgar diferentes elementos o colocar, por ejemplo, las gafas de sol.

En algunos casos se pueden combinar incluso los tres elementos, como por ejemplo cuando se crean grandes tótems que necesitan de un pequeño armazón metálico para tener bombillas o un cartón para la mayor parte de la estructura, y metacrilato para algunas zonas en las que se va a colocar, por ejemplo, un estante con material.

¿Qué te ha parecido este post? ¿Te ha aclarado las dudas sobre los diferentes materiales de PLV?