Acción sin una estrategia de contenido

No tener ninguna estrategia previa a la publicación o creación de contenido.  Comenzar a escribir en tu Blog sobre cualquier tema que te venga en mente porque te sientes inspirado y sin haber realizado un análisis de palabras clave, un estudio de la competencia, etc…es abocar tu estrategia de Inbound Marketing al abismo.

 

 

Esboza un calendario para la creación de contenido e indica las palabras claves que necesitas para incorporar en tus temas y contenidos.

 

No tener en cuenta a tu “Cliente Ideal”

Cada vez que creas contenido tienes que tener en mente a tu cliente ideal en todo momento.  Conocer sus hábitos de consumo de contenido, los problemas con los que se topa y cómo solucionarlo con contenido específico en cada momento.  Si, por ejemplo, sabes que tu cliente ideal no pasa mucho tiempo leyendo es necesario que tu contenido sea lo más breve posible y fácil de digerir: consejos, vídeos cortos, etc…

 

 

Si ignoras a tu cliente ideal en la planificación y la creación de tu contenido, perderás  la capacidad de conectar con tus clientes potenciales y convertirlos en clientes.

 

No crear variedad de contenido

Para orientar adecuadamente a sus clientes potenciales a través del viaje del cliente, asegúrate de  de producir una variedad distinta de tipos de contenido.

 

Para guiar a los usuarios a la siguiente fase de consideración, necesitarás contenido informativo, documentos técnicos, consejos que aporten un valor añadido.

 

Una vez que hayas conseguido que tus clientes potenciales se encuentren en la fase de toma de decisiones, este es el momento de ofrecer una consulta. Una consulta es una oportunidad para convertir prospectos en clientes  sin dejar de seguir siendo útil e instructiva.

 

No tener en cuenta la experiencia de usuario

Para maximizar la participación de los usuarios, ten en cuenta las distintas formas de perspectivas distintas para interactuar con tu contenido

 

Tu contenido puede ofrecer el mayor contenido, el más educativo que se ha publicado sobre tu área de especialización, pero si no tienes en cuenta las  mejores prácticas para la experiencia del usuario en la presentación de ese contenido, tendrás  pocas posibilidades de que ese contenido sea leído.

 

Incluye imágenes de calidad y escribe dejando espacios en blanco para facilitar la lectura. Destaca en negrita la idea principal y mantén los párrafos lo más breve posible

 

Evita las frases largas y complicadas, así como tecnicismos propios de tu sector.

 

Por último, apuesta por un contenido en lista y lo más conciso posible.

 

Conclusión

No permitas que los errores anteriormente mencionados lleven al traste tu Campaña de  Marketing. Asegúrate que tus potenciales clientes fluyan lo máximo posible en el viaje del cliente hasta la toma de decisión.